Make your own free website on Tripod.com








ROSITA FORNÉS WEB PAGE

Los marcianos llegaron ya ... UN PLATILLO VOLADOR LLEGA A LA HABANA














Inicio | Biografía | Cronología | Fotografías | Filmografía | Teatro | Lírico | Discografía | Televisión | Radio | Videos | Cabarets | Entrevistas y Reseñas | Entre Famosos | En Familia | Agradecimientos | Testimonios | Cancionero | La Gente Habla | Casa Fornés | Ventas y Sitios de Interés | Libro de Visitantes





Con la realización de esta página queremos rendir

tributo a Joaquín M. Condall, el realizador por excelencia de La Fornés.

La persona que mas lustre brindó a su trabajo,

ya fuera en televisión, teatro o cabaret.

Desde este sitio nuestro mas sentido homenaje a

este director de los mejores espectáculos cubanos.

 
(Grandes momentos del fotorreportaje cubano)
Por Jorge Oller Oller
 

Inocentes !

Por: HÉCTOR ARTURO

 

Desde hace montones de años, en esta parte del Planeta existe la costumbre de jugar bromas de todo tipo cada 28 de diciembre, con motivo del llamado Día de los Inocentes.

Verdaderamente no debía ser así, porque en esa fecha se conmemora la supuesta masacre de bebitos menores de dos años, ordenada en Judea por el Rey Herodes, en su afán de dar muerte al recién nacido Jesucristo.

Nada se sabe a ciencia cierta sobre aquello. Pero lo innegable es que milenios después, ningún niño ha sido bautizado como Herodes, mientras existen millones llamados Jesús.

En el Día de los Inocentes, las bromas a veces se pasan de lo cortés y lo valiente. Por ello prefiero recordar una muy, pero que muy cubana, que en mi criterio figura entre las mejores realizadas en el mundo.

Ocurrió el martes 28 de diciembre de 1954 y la dirigió el realizador de la TV Joaquín M. Condall.

En terrenos aledaños a la actual Ciudad Deportiva, en 26 y Boyeros, fue instalado un platillo volador, tan de moda en aquella época, cuando todavía no se les denominaba Ovnis.

Al amanecer los curiosos comenzaron a agruparse en el lugar, mientras la radio trasmitía la noticia de la llegada de un artefacto marciano.

La policía y el ejército rodearon la zona, armados hasta con ametralladoras de trípodes. Los bomberos se alistaron para sofocar cualquier incendio extraterrestre.

Pero ninguno de aquellos, a decir verdad, tenía coraje para acercarse al objeto, pues cada vez que alguien lo hacía, desde su interior salían chorros de humo y sonidos extraños e infernales.

La policía esperaba por los tanques de Columbia, y los soldados exigían a los policías que actuaran.

Ya por la tarde, cuando la cosa comenzó a ponerse mala para los tripulantes de aquella nave espacial, Condall, ubicado a unos 200 metros en un equipo de control remoto, ordenó abrir la portezuela superior de la "nave", plateada y brillante.

De su interior comenzaron a salir "los marcianos", que eran, nada más y nada menos que nuestra primerísima vedette Rosita Fornés y su esposo Armando Bianchi; el gordo Rogelio Hernández, Herminia de la Fuente y la escultural Marta Véliz, conocida como "la Meneíto", por sus bailes como modelo de la cerveza Cristal, patrocinadora de aquella broma.

Ante la mirada atónita de una multitud calculada en unas 20 mil personas, los agentes del Servicio de Inteligencia Militar, el SIM, arremetieron contra estos artistas y a empujones se los llevaron detenidos. Logró sacarlos de allí, ya en la noche, Julito Blanco Herrera, el dueño de la cervecería Cristal.

Una broma tremenda por el Día de los Inocentes.

El 28 de diciembre de 1954 amanece La Habana conmovida por el arribo de un platillo volador en los terrenos donde se construía la Ciudad Deportiva.
Algunas horas después -abarrotado el lugar de curiosos- se devela la mayor inocentada que recuerde la capital cubana.
Se trataba del elenco de "Mi esposo favorito" del Canal 4, capitaneados por su director Joaquín M. Condall (autor del suceso).

Para recordar a Joaquín M. Condall  (2010/03/05)

(Fragmentos de entrevista)
Por: Raúl Fuillerat Alfonso fuillerat@yahoo.es

 

En la madrugada del jueves 4 de marzo del 2010 falleció en esta capital el destacado director de la Televisión Cubana Joaquín Melgarejo Condal.

Estudié bachillerato en Santa Clara y bueno después la Universidad aquí en la Habana, donde estudié ingeniero eléctrico, después es que me voy a New York y allí es que descubro y aprendo televisión. Fue allí que escribí mis primeros libretos para la televisión para un actor reconocido en aquellos tiempos Desi Arnaz, pero lo que me ofreció por ellos, no me vino bien y regreso a Cuba donde me encuentro con Rosita Fornés y Armando Bianchi que eran en aquel momento la pareja mas popular en nuestro país, habían salido Miss. y Mr. Televisión y sale al aire “Mi esposo favorito”. Este actor cubano-norteamericano, Arnaz, hace declaraciones de que habíamos plajeado el programa (“I love Lucy”), me acusa y comienza una gran polémica que se reflejó en Bohemia, aquello duró como cuatro semanas y precisamente estos hechos nos dieron mas popularidad no solo al espacio, sino a Rosita, Armando y a mi como escritor y director. A partir de este momento me quedo para siempre en Cuba y es cuando nos vinculamos, creo que para siempre Rosita y yo en la Televisión. Después vino aquello del famoso Platillo Volador”.

¿Cómo fue en realidad todo aquello del platillo volador?
Fue el día de los inocentes, un 28 de diciembre de 1954 el escogido para que amaneciera el platillo en los terrenos de lo que es hoy la Ciudad Deportiva. Todo fue hecho con mucho secreto, nadie sabía nada, ni tan siquiera pedimos permiso a las autoridades y este fue el más grave problema después. La idea principal era una propaganda de la Cerveza Cristal, pero se aprovecharon a estos actores y actrices, fundamentalmente a Rosita que era el centro de la popularidad en aquellos momentos. Fuimos conducidos a una estación de policías y tuvimos que responder por cargos ante la justicia, en realidad no pedimos permiso y la alarma que se formó en toda la capital fue tremenda, te imaginas que te digan que ha aterrizado un platillo volador en el medio de la Habana y al final salir estos artistas populares. Nos pasamos la madrugada preparando el show a escondidas, en secreto y los artistas escondidos en aquel platillo volador hasta el amanecer cuando ya es de día y en aquel artefacto, por aquellos tiempos se hablaba mucho de los marcianos, de los hombres de otros planetas que nos invadirían, en fin, aquello fue un gran show, cosas que se hacen cuando uno es joven sin reparar en sus consecuencias, porque hasta el trafico se paralizó aquella mañana memorable.

Entonces, ¿usted como director solo trabajaba con la Fornés?
No, hacía otros espacios como aquel de Los Richachos con Leopoldo Fernández, Aníbal de Mar y Mimí Cal y así durante muchos años en la Televisión fui creando espacios hasta los últimos tiempos por ejemplo San Nicolás del Peladero, Su noche favorita, Cita con Rosita, Fin de semana que lo hacía con Consuelito Vidal y Cepero Brito, y aquel espacio que llamamos Pantalla Mágica que como ya había dificultades para las escenografías, inventamos aquello de las siluetas con cartones recortados que dejaban pasar una luz y proyectan siluetas y arabescos en un fondo plano. También pude trabajar y bastante en el mundo del espectáculo nocturno, de los teatros y en galas importantes.

¿Cuándo llega a Tropicana?
A Tropicana llego en 1970, fue aquella tremendísima producción titulada Los Romanos eran así, era un libreto de Enrique Núñez Rodríguez si la memoria no me falla. Fue aquello muy grande, con leones y todo de verdad. Una noche se escapó uno de aquellos leones, te imaginaras aquel animal suelto por todos los camerinos, la suerte fue que Carlos Moctezuma, el actor, lo fue acorralando. En ese espectáculo estaba como figura la primera baladista de Cuba Martha Strada, recuerdo que fue cuando aquello de la libertad para Ángela Davis y un día Tania Castellanos su autora se nos acercó porque le interesaba que la Strada hiciera este tema a su estilo que era muy diferente y aquella idea me entusiasmo mucho, la dirigí en el montaje, aunque Marta no necesitaba de esto, era tan orgánica para decir cada tema, sabía que expresión mostrar con su rostro, que hacer con las manos, era una gran diva, no creo que pueda haber otra como ella. Allí tuve de alumno a Santiago Alfonso que al marcharme de Tropicana se queda y ya conoces de lo excelente director que es de esa pista que no es fácil dirigir en ella un espectáculo.

¿Siempre trabajar con la Fornés era una prioridad?
Ya te decía que desde que nos conocimos siempre trabajamos mucho, es un ser maravilloso además de la clase de artista que es y digo maravilloso, porque es disciplinada, respetuosa, honesta con su trabajo, escucha mucho al director y uno como director en este caso, profesor, observas que es una alumna aventajada, que aprende en cada entrega que tu la diriges y esto me llenaba siempre de muchas satisfacciones. No me quiero dar el merito como hacen muchos por ahí de que yo hice a Rosita, no, Rosita se hizo sola porque es una artista completa, por su disciplina, por la facilidad con que aprendía todo, yo solo la dirigía y la aconsejaba. Fuimos dos almas que desde el punto de vista artístico nos comprendimos siempre muy bien, y como amigos, creo que fuimos de esos que en ocasiones escasean bastantes, fuimos, o mejor dicho, somos buenos amigos, nos llamamos mucho por teléfono, a veces decimos o pensamos o hasta soñamos con un nuevo proyecto para la televisión, pero desde que hicimos aquel en Méjico , ese fue el último que hice con ella, pero lo que me preguntas, mira dirigí a muchos grandes de la televisión, a Pinelli, a Enrique Santisteban, a María de los Ángeles Santana, a José Antonio Rivero, a Velia Martínez, Rosendo Rosell, Consuelito Vidal, Cepero Brito y bueno, creo que todos los grandes interpretes y agrupaciones musicales de este país han pasado por estos espacios que he dirigido, sea Su noche favorita, San Nicolás del Peladero, Cita con Rosita o en el teatro, mira, una de las cosas mas grande que he hecho fue aquel Rosita Tridimensional. Esto fue un tremendo reto, pero solo era capaz de asumirlo con Rosita, con nadie más, y te cuento, se presentaba de martes a domingo, nada de fin de semana, de martes a domingo y era a teatro lleno todos los días de la semana.

Un hombre de carácter apacible, tranquilo, sereno y comprensible pero a su vez un director de mano muy fuerte. Esa es la valoración que hacen de usted todos los artistas y técnicos que han trabajado con usted. ¿Se valora así igualmente?
Es que cuando me propongo una meta, un proyecto, sea en TV o en cualquier otro lugar, siento la necesidad de que salga todo bien, como lo he soñado y como lo he concebido, entonces, tengo que ser fuerte, de mano dura, pero respetando al artista, a los subordinados, porque si les falto el respeto, ya no se sienten a gusto y entonces no producen igual y mas que lograr lo mejor de ellos, entonces, todo lo que hacen será de forma contrariada, disgustados y así nada puede funcionar. NO creo que sea una persona con mal genio, piense sobre todas las cosas que siempre fui alguien con un nivel de realización muy alto y usted como psicólogo sabe que esto es fundamental para tener comportamientos adecuados y saber relacionarnos con los demás, Siempre he estado muy seguro de mi mismo, y he tenido problemas y conflictos violentos, pero mi auto estima, mi optimismo, mi fe en lo que pretendo hacer, esa no la pierdo nunca. Había momentos en que me encontraba a la vez en más de un proyecto y sin autosuficiencia, porque nunca lo he sido y de ello me precio, lograba llevarlos todos a la vez y llevarlos bien. Le cuento que hubo una oportunidad que me encontraba dirigiendo Tropicana, el programa de Rosita en TV, el Tridimensional en el Carlos Marx y ya preparaba la Gala de los Panamericanos del 91 en Cuba, y mira todo fue saliendo bien. Por supuesto, independientemente de mis capacidades, me organizaba bien, sabía perfectamente lo que quería y perseguía con cada uno de estos proyectos y me auto exigía disciplina en cada uno, nunca se me ocurrió aflojar mi disciplina y mi sentido del comportamiento justificándome en que tenía muchas cosas a la vez, porque si lo hacía así, me era mas cómodo y justificaba hacer las cosas mal hechas y eso si nunca me lo hubiera perdonado.

 

Tomado de: http://www.habanaradio.cu/singlefile_news/?id_not=20100305221121

 

 































 
 
ROSITA FORNÉS WEB PAGE