Make your own free website on Tripod.com








ROSITA FORNÉS WEB PAGE

MI MONÓLOGO INTERIOR














Inicio | Biografía | Cronología | Fotografías | Filmografía | Teatro | Lírico | Discografía | Televisión | Radio | Videos | Cabarets | Entrevistas y Reseñas | Entre Famosos | En Familia | Agradecimientos | Testimonios | Cancionero | La Gente Habla | Casa Fornés | Ventas y Sitios de Interés | Libro de Visitantes





Fotos cortesía: José Antonio Jiménez

                             Lázaro Sarmiento

Canción:             Homenaje a Rosita Fornés

                             CD Homenajes de Yoly Sierra

                             Cantada por ……………..

                             Caribe Music

cartelmimonologointerior2015a.jpg

Rosita Fornés: Mi  monólogo interior

 

No hay dudas que Rosita Fornés quedará en la historia de la cultura cubana contemporánea, como una de las artistas mas relevantes del escenario cubano.

Con mas de siete décadas de trabajo ininterrumpido, su versatilidad y los resultados artísticos en los tan variados géneros en que ha trabajado, la han privilegiado con el reconocimiento y aceptación permanente  del público.

La intensa y compleja vida  de Rosita Fornés, vista como un todo,  ha sido muy poco abordada.  Solo existen dos aproximaciones, el Documental Biográfico Rosita Fornés, Mis tres vidas (1995), una producción independiente de José Antonio Jiménez, dirigida por Luís Orlando Deulofeu y  en lo  literario, la Biografía Rosita Fornés (1998) escrita por Evelio R. Mora.

La obra que ahora sometemos al público, Rosita Fornés, Mi  Monologo Interior, llena un vacío

en el espacio teatral cubano, llevando a las tablas, en forma autobiográfica, los momentos trascendentales de la vida de tan afamada artista.  Una propuesta cuyo acto único, lo asumirá, con una alta responsabilidad, el actor Jean Marc Rodríguez en el rol de Rosita Fornés, no con la intención de clonar a la inigualable  vedette, si no que, con su ejecución artística dar con credibilidad, los pasajes narrados de la vida de tan excelsa diva, quién tendrá una aparición especial en  la obra.

Drama, humor, baile, música y crítica, se entremezclan para proyectar la vida de una de las grandes  glorias del arte cubano. Mediante una reflexión interior que hace la actriz-actor en un día cotidiano inespecífico, se evocarán momentos íntimos, algunos no develados, con valoraciones personales que expresan una mirada crítica del mundo complejo que le tocó vivir.

La puesta en escena emplea -para promover sus valores históricos-, materiales patrimoniales de la Vedette, en lo referente a  vestuario, accesorios, fotografías, pistas de audio y material audiovisual.

Sirva este trabajo para honrar y reconocer en vida, la obra y dedicación permanente y el respeto de una artista hacia su público.

                                                   

José Antonio Jiménez

 
















TEMAS MUSICALES 

 

  • Intrusa ( Ramiro Gómez Kent )

                  Filme Una Aventura peligrosa (Ramón Peón 1939)

  • El Asombro de Damasco ( Pablo Luna )

                 “Allá van los preceptos que ordenó el Corán”.

                         Rosita Fornés – Antonio Palacios.

  • Collage de Personajes de Operetas y Zarzuelas

                        Sobeida  El Asombro de Damasco ( Pablo Luna )

                        La Duquesa Carolina Luisa Fernanda ( Moreno Torroba )

                        Susana La verbena de la Paloma ( Bretón )

                        Pichi Las Leandras ( Alonso – Muñoz Román )

                        Silva Varescu  La Princesa de las Czardas ( Kalman )

                        Frou Frou La Duquesa del Bal Tabarin ( Bard )

                        Ana de Glavary La Viuda Alegre ( Frank Lehar )

 

  • Cecilia Valdés ( Gonzalo Roig )
  • Mi hombre ( Maurice Yvain )
  • Llorando en la Capilla ( Artie Glenn )
  • Tanto como tu y yo  (Frank Loesser )
  • Tiempo ( Paul Leduc )
  • Hoy se vivir  ( O. Rosabal )
  • Hello Dolly ( J. Hermann )
  • Sin un Reproche ( Meme Solís )

 

 

EQUIPO DE REALIZACION

 

OBRA ORIGINAL Y   DIRECCION

Jose Antonio Jiménez

 ASISTENTE DE DIRECCION

Rosa María Medel

JEFE DE ESCENA

Rubén Darío Fraguela

DISEÑO DE ESCENOGRAFIA

Jose Antonio Jiménez

DISEÑO DE ILUMINACION

Jose Antonio Jiménez

ASISTENTE DE ROSITA FORNES

Rafael Oramas

PELUQUERIA Y MAQUILLAJE

Tony Angellino

ASESOR DE VESTUARIO

Ismael de la Caridad

GRABACION DE BANDA SONORA

Chani Rodríguez

POST PRODUCCION MUSICAL

Nelson Rodríguez

REALIZADOR DE IMAGEN

Sergio Valencia

EQUIPO TECNICO DEL TEATRO NACIONAL DE CUBA

 

 

 

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

 

CNAE

LOS PORTALES SA

BUCANERO SA

TALLERES ESCENOGRAFICOS TECNO ESCENA

Rafael Pérez Malo

Ibis C. Tápanes

Juan Carlos Núñez (La Casona)

Ale Ojeda

Jorge Luis Frías

Pedro Maytín

José Antonio Pisani

Julio Rodríguez Montesino

José Luis Camacho

Alfredo Sosa

Pavel Riquene

Naydel Herrera

Raquel Sanjurjo

Mireya Galano

 

 
















img_1568.jpg

Solo de Rosa en escena

Por: Ada Oramas

Fotos: José Antonio Jiménez

 

 La vida artística y personal de Rosita Fornés transcurre en hora y media ante los espectadores de la sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba, en un soliloquio interpretado por el actor Jean Marc Rodríguez, bajo el título de Rosita Fornés, mi monólogo interior.

 

La puesta es interpretada por el actor Jean Marc Rodríguez, concebida y realizada por José Antonio Jiménez, quien asume la dirección general y artística, el guión, los diseños de escenografía, iluminación y la apoyatura visual con video-producciones. La asistencia de dirección corre a cargo de Rosa María Medel.

 

En esta representación, el vestuario forma parte de la escenografía y esta conjunción contribuye a recrear la atmósfera que requiere ese umbral entre realidad y ensoñación, protagonizado por recuerdos que cobran vida al conjuro de la profusión de manifestaciones artísticas que implica el amplio repertorio de la inspiradora de este montaje multidisciplinario.

 

La asesoría de vestuario, por parte de Ismael de la Caridad. Resulta una referencia visual significativa por simbolizar momentos culminantes en la carrera artística de la primera vedette de Cuba.

 

La banda sonora constituye una antología del repertorio del personaje protagónico, desde el debut de la artista hasta el presente con selecciones de zarzuelas cubanas y españolas, obras del género chico, operetas, canciones y temas de comedias musicales. La escenificación establece un círculo cerrado desde y hasta el momento actual, con un concepto intimista que le convierte en un diálogo con el auditorio de la sala Covarrubias del Teatro Nacional.

 

La actuación de Jean Marc Rodríguez refleja la versatilidad de la artista y su personalidad, a través de la gestualidad, en una proyección escénica de fuerza expresiva, lo cual caracteriza el estilo de su labor actoral, desde que debutara -a los 14 años- en el protagónico de El flautista de Hamelin, con el Centro Pro Danza.

 

Su trayectoria abarca diversos dramatizados de la Televisión Cubana y el protagónico del transformista Musmé, dirigido por Nelson Dorr.

 

En cuanto a inflexiones, matices y cadencias vocales, Jean Marc realiza una labor atinada, aun cuando en determinados momentos enfatiza en determinadas algunos que emplea Rosita en su comunicación vocal cotidiana. Es tal el parecido logrado por Jean Marc en su interiorización que el público cree contemplar a Rosita en su salida a escena, y la premia con grandes aplausos.

 

Una puesta que resulta grata al auditorio. Más aún cuando la Fornés sale a escena cantando uno de sus temas de mayor arraigo, Sin un reproche, que el público ovaciona largamente, lo cual se incrementa al final, donde queda de manifiesto la vigencia de esta polifacética intérprete, admirada en Cuba, en América y Europa, durante más de 73 años.

 

Tomado de Tribuna de La Habana

http://www.tribuna.co.cu/cultura/2012-06-18/solo-rosa-escena

100_4722.jpg

Actor, Protagonista y Autor

Jean Marc Rodríguez , Rosita Fornés y José Antonio Jiménez

 

 

¡Bravo! Rosita, por tu monólogo interior

 

Por: Nora Rodríguez Calzadilla

 

Sabía de antemano, por el anuncio y las notas al programa que en algún momento de la escena ella aparecía. Lo que desconocía el momento preciso concedido por el guionista y director de la obra Rosita Fornés: Mi monólogo interior, para ver otra vez, en vivo, vestida de negro, erguida, bastón en mano firme, en radiante sonrisa sin par; a la gran vedette de Cuba.

Luego, entre largas ovaciones, el público de pie, batiendo palmas sin cesar, entre euforias y emociones compartidas, la escuchamos cantar Sin un Reproche. Esa melodía de Meme Solís, que no falta en el enjundioso y multigenérico repertorio de la cantante. “¿La compuso para ella?”.

¡Bravo!.. Clamaban los espectadores, cuando desde una de las lunetas de la platea, el director del Teatro Nacional de Cuba, Rafael Vega Alemán, subió al escenario para regalar a la Diva, con más de siete decenios de trabajo artístico, un hermoso ramo de flores y besó su mano, mientras ella cantaba… ¡Qué gesto!, enaltecedor del género humano, para un cierre de oro, de una inédita puesta en escena, gracias a la obra original dirigida por José Antonio Jiménez, con la asistencia de dirección de su compañera en la vida y en el arte, Rosa María Medel, única hija de Rosita Fornés. Hasta donde he podido indagar, es la primera vez que se presenta una obra teatral consagrada a la vida de la artista; con proyección autobiográfica.

Durante una hora y media aproximadamente; el guión, -excelsa, estructura y coherente discurso en primera persona- yuxtapone elementos de la dramaturgia, con soportes audio visuales y literarios, que utiliza como referentes o fuentes patrimoniales de la artista: el video-documental, titulado Rosita Fornés, mis tres vidas, (una producción independiente del propio José Antonio Jiménez, dirigida en 1996, por Luis Orlando Deulofeu) y el libro Rosita Fornés (Biografía, escrita en 1998, por Evelio R. Mora).

Rosita Fornés: mi monólogo interior, posee muchas fortalezas. Sus más sólidos pilares son, a mi modo de ver: la idea original; el guión, la dirección artística, la economía de recursos de su escenografía con vestuarios y atuendos de la propia vedette; la coherencia de su dramaturgia y adecuada combinación de diversos soportes audiovisuales y la actuación de lujo de Jean Marc Rodríguez. Y aquí me detengo; porque suele decirse y lo comparto, que el monólogo es uno de los géneros más complejos de las artes escénicas.

En esta propuesta el actor cubano Jean Marc nos devolvió cada instante de la vida de Rosita, con especial donaire, personalidad, fuerza, e histrionismo singular; que por momentos, podía entender- se que nuestra gran vedette había penetrado más allá de su epidermis.

Todo el tiempo del discurso autobiográfico, matizado con pinceladas de humor, drama, picaresca, bailes, música y donde no faltaron las críticas fundamentadas; Jean Marc brilló en su maestría escénica, para interpretar a una artista cubana y del mundo; aunque según ella, “le falta actuar en París y en Roma”.

Y termina la obra con su aparición… Siempre hermosa Rosita Fornés, cubana y universal; nos regaló su eterno canto; a través del cual entrega la vida sin reproches; porque el fondo y el fin de los tiempos, no existen para las exclusivas e irrepetibles Divas de la cultura universal como ella.

Bato mis palmas. Me quedo de pie frente al escenario, en primera fila… y digo junto a todos los presentes en la Sala Covarrubias, del Teatro Nacional de Cuba: ¡Bravo!, José Antonio Jiménez y el equipo realizador; por la idea y por la obra… ¡Bravo!, Jean Marc Rodríguez, por tu histrión de excelencia… ¡Bravo!, Rosita por tu vida y eterno arte… ¡Bravo!, por la puesta durante dos fines de semanas deleitables para el público … Y, ¿qué decir?, nuevamente, al recordar aquel beso en su mano y aquellas flores del teatro para la más reluciente Rosa…

 

Tomado del sitio Radio Enciclopedia

http://www.radioenciclopedia.cu/exclusivas/bravo-rosita-por-tu-monologo-interior-20120701/

 

181179_4231706873902_493797674_n.jpg

Fotografía tomada en el Teatro Nacional, en La Habana. En la obra Mi monólogo interior, escrita y dirigida por José Antonio Jiménez y protagonizada dignamente por Jean Marc, la Fornés hace una conmovedora aparición de solo unos minutos al final de la puesta en escena, cuando ella sustituye al actor que la ha representado. No necesita más tiempo. El público la envuelve en un emocionante aplauso mientras ella interpreta Sin un reproche, de Meme Solís. La legendaria estrella no pronuncia ni una sola palabra, pero no es necesario. Durante una hora y media se recuerdan momentos importantes en su trayectoria y a punto de correrse las cortinas se produce en el teatro una apoteósis de la nostalgia.

Lázaro Sarmiento Sánchez

 
 
ROSITA FORNÉS WEB PAGE